Evaluación: Reductor de Focal Astro-Physics CCDT67 para uso en Ritchey-Chrétiens

Reductor de focal AP CCDT67 montado frente a todo el tren de captura.
Reductor de focal AP CCDT67 montado frente a todo el tren de captura.
Reductor de focal AP CCDT67 montado frente a todo el tren de captura.

Desde que cambié mi equipo de astrofotografía para pasar de las fotografías de campo ancho a las fotografías con largo focal alto (campo estrecho), he tenido un proceso de aprendizaje que en cierta forma me ha hecho «comenzar de nuevo». Aunque no es extremadamente difícil, captar imágenes con un largo focal alto no tiene las mismas ventajas de la fotografía de campo ancho, como por ejemplo la alta tolerancia que tiene este método a errores de seguimiento y guiado, y que por lo general equipo de campo ancho es más liviano que el equipo de campo estrecho (no necesariamiente, pero en muchos casos esto es cierto). Continuar leyendo «Evaluación: Reductor de Focal Astro-Physics CCDT67 para uso en Ritchey-Chrétiens»

Resolución óptima para astrofotografía planetaria

Imagen de Marte después del apilado en Registax.
Mi equipo de astrofotografía planetaria altamente accesible y ultraportátil: C90 Mak, NexStar, Celestron NexImage.

Cuando intentamos tomar imágenes planetarias, es importante tomar en cuenta la capacidad que tiene la cámara para capturar todo el detalle que el telescopio es capaz de ofrecer. Para obtener toda la información de la imagen que uno espera que el telescopio obtenga, la cámara debe tener una frecuencia de captación (sampling frequency) de al menos el doble de la mayor frecuencia en la imagen (Teorema de Shannon).

Esto significa que el tamaño del pixel debe ser menor que la mitad del tamaño del disco de Airy en el plano focal del equipo. Visto de otra manera, tu equipo debe tener una relación focal (focal ratio, f/D) mayor que 3.44*p, donde p es el tamaño del pixel en tu sensor. Por ejemplo, en una NexImage de primera generación, el tamaño del pixel es de 5.6 μm, y en una Canon EOS Rebel T2i el tamaño del pixel es 4.3 μm. Para ambos casos, la resolución óptima para astrofotografía planetaria se obtendría teóricamente usando las siguientes relaciones focales o focal ratios:

NexImage: 3.44*5.6=19.3

Canon Rebel T2i: 3.44*4.3=14.8

En otras palabras, con la NexImage, deberías usar una relación focal de por lo menos f19, y con la Canon el mínimo debería ser f14. Cómo obtengo estas relaciones focales? Bueno, si tu telescopio es por ejemplo un C8 f10, con un barlow de 2x lo llevas a f20, y cumples con las condiciones para usar tanto la NexImage (>f19) y la Canon (>f14). Si tu telescopio es un dobsonian f5, pues necesitas por lo menos un barlow de 3x (f15) para cumplir con los requisitos con la Canon, y un barlow 4x (o unir dos barlows de 2x) para cumplir con los requisitos con la NexImage.

Obviamente esto es variando la relación focal del telescopio, pero también es posible obtener los mismos resultados variando el tamaño de los pixeles. Sin embargo, obviamente es más fácil cambiar de barlow que de cámara. Otra alternativa es intentar la astrofotografía afocal.

Es importante hacer notar que no quiero decir que no se pueden obtener imágenes «bonitas» sin tomar en cuenta estas reglas, además que hay otros factores, especialmente el seeing, que afectan la calidad de la imagen. Pero si de verdad quieres captar hasta el último detalle en tus imágenes y aprovechar tu equipo al máximo, es esencial considerarlas.

Referencia: Lynkeos

Nueva imagen en proceso: IC 2118 o Nebulosa de Cabeza de Bruja

Nebulosa de Cabeza de Bruja (IC 2118) en la constelación de Eridanus. Crédito: Gustavo Sánchez/Captando el Cosmos
Nebulosa de Cabeza de Bruja (IC 2118) en la constelación de Eridanus. Crédito: Gustavo Sánchez/Captando el Cosmos
Nebulosa de Cabeza de Bruja (IC 2118) en la constelación de Eridanus. Crédito: Gustavo Sánchez/Captando el Cosmos

Con el invierno ya en retroceso, la cantidad de objetos grandes en el firmamento disponibles para yo capturar disminuye. Estos primeros meses del año se le conoce como «temporada de galaxias» ya que la mayoría de los objetos disponibles son de este tipo. Por lo tanto, decidí capturar a IC 2118 antes de que sea muy tarde.

Este objeto no es fácil. Brillando a una magnitud de 13, no es fácil de capturar. Tuve que recurrir a exposiciones de 10 minutos (600 segundos) para capturar suficiente data. Por otro lado, para disminuir el ruido tomé una gran cantidad de exposiciones (29x10min L, 7x10min R, 8x10min B, 8x10min G) para una exposición total de 8.7 horas. Todavía no estoy satisfecho con el procesado, el cual he hecho en Nebulosity, PixInsight y StarTools. Por lo tanto, esta imagen está en proceso, pero quise compartirla de todas maneras.

Astrofotografía bajo luna llena – captando el Cúmulo Doble en Perseo

Cúmulo Doble en Perseo (NGC 869 y NGC 884). Crédito: Gustavo Sánchez/Captando el Cosmos

El Cúmulo Doble en Perseo es uno de los objetos de espacio profundo más fáciles de observar para los aficionados; tanto así, que bajo cielos oscuros es posible observarlo a simple vista. Ya que la luna todavía está prácticamente en su fase llena, si se toman fotos con filtros LRGB (no banda corta) los objetos a fotografiar deben ser bastante brillantes para sobresalir sobre el resplandor de la luna.

Mapa estelar del Cúmulo Doble en Perseo.
Mapa estelar del Cúmulo Doble en Perseo.

Este cúmulo, también catalogado como NGC 869 y NGC 884, se encuentra a unos 7500 años luz de distancia. Su edad se estima en unos 12.8 millones de años. Además, se calcula que se está acercando a la Tierra a una velocidad de unos 38-39 millas por segundo.

Cúmulo Doble en Perseo (NGC 869 y NGC 884). Crédito: Gustavo Sánchez/Captando el Cosmos
Cúmulo Doble en Perseo (NGC 869 y NGC 884). Crédito: Gustavo Sánchez/Captando el Cosmos

Para detalles de la captura pueden entrar aquí: Cúmulo Doble en Perseo

Captando estrellas con la cámara Celestron NexImage

Anillos de difracción captados a través del telescopio C90 usando una cámara NexImage.

Ya comprobé anteriormente que la combinación C90/NexImage es adecuada para tomar imágenes lunares, pero luego me interesó averiguar el rendimiento de esta combinación para capturar estrellas brillantes, específicamente su color (logrando no se sature la estrella en la imagen). Para ayudar con la rapidez óptica del C90 (f/13.89) utilicé un reductor GSO 0.5x de 1.25″, el cual aumenta la rapidez óptica a f/6.9. Usando el programa SharpCap, es posible controlar la exposición de la NexImage de manera manual, por lo que usé las exposiciones más largas posibles (shutter speed = 1/5 segundos) y la sensitividad más baja (gain) para capturar las estrellas lo más fielmente posible. Estuve velando el histograma de la imagen, asegurándome que ninguna parte de la imagen se saturara.

Escogí para empezar la estrella más brillante firmamento, la estrella Sirius (Alpha Canis Major), con una magnitud de -1.12. La estrella se vio perfectamente expuesta en la imagen aún con la sensitividad de la cámara en su mínimo, lo cual permitió que la imagen se viera muy limpia, sólo afectada por el seeing y no por la electrónica de la NexImage. Como esta primera prueba fue satisfactoria, mi segundo intento fue con una estrella un poco menos brillante: Betelgeuse. Esta gigante roja, también conocida como Alpha Orionis, tiene una magnitud de 0.42, todavía muy brillante. Esta estrella la capturé de manera similar a Sirius. Mi tercer intento, el cual no grabé en vídeo, fue con la estrella Maia en las Pléyades, la cual se veía ya tenue pero completamente visible en la pantalla con su magnitud de 3.87. Creo que puedo establecer un límite práctico de magnitud en 3.9 para mis futuras grabaciones de estrellas en vídeo con la NexImage y el C90.

Las imágenes que tomé sólo fueron alineadas y apiladas en Registax. No hubo ningún tipo de estiramiento o modificación de colores de alguna manera, ya que lo que me interesa apreciar es el color de las estrellas en su tonalidad natural.

Sirius y Betelgeuse capturadas con la webcam NexImage y el Maksutov C90 @f/6.9
Sirius y Betelgeuse capturadas con la webcam NexImage y el Maksutov C90 @f/6.9.

Antes de terminar esta ocasión, quise verificar la colimación de mi telescopio. Este modelo en particular viene colimado de fábrica, pero no permite ajustes por el usuario, por lo que si se desajusta hay que enviarlo de vuelta a Celestron para reparación. Para esto, hice un «Star Test» sencillo, quitando el reductor del sistema y desenfocando la estrella Sirius para ver la distribución de sus anillos de difracción. Básandome en esta imagen, puedo comprobar que la colimación del telescopio está afortunadamente muy bien.

Anillos de difracción captados a través del telescopio C90 usando una cámara NexImage.
Anillos de difracción captados a través del telescopio C90 usando una cámara NexImage.

 

Para una mejor explicación de esta imagen, pueden ver este artículo que publiqué hace un tiempo atrás:

La óptica de las estrellas: los anillos de difracción