Observación Astronómica – 21 de octubre de 2014

¡Esta noche el cielo se ve espectacular! No pude evitar la tentación de observar las nuevas constelaciones de la temporada, Orión y Tauro, las cuales ya se puede observar mucho antes de la medianoche. Empezando la observación, pude observar una Oriónida, la cual surcó el cielo de este a oeste cerca del cenit. Las Híades se veían bien brillantes, y la cantidad de estrellas que se podían apreciar dentro de ese cúmulo en forma de V era impresionante. Luego, observé por un rato la zona de Aldebarán (Alfa Tauri, magnitud 0.85), una gigante anaranjada localizada a unos 65 años-luz de distancia.

Área de observación de esta noche, entre Orión y Tauro.
Área de observación de esta noche, entre Orión y Tauro.

Al norte de las Híades se encuentran las Pléyades o Messier 45, otro cúmulo abierto más famoso aún, en el cual estoy poco a poco tratando de aprenderme los nombres de sus estrellas más brillantes (me acuerdo de Merope, Maia, Alcyone, Electra… ahora mismo no me acuerdo de las otras! :S ) Me falta todavía por aprender, y no quiero recurrir a Google para salir del paso. Moviéndome a la zona de Orión, aumenté la magnificación a 167x (Celestron 102GT con ocular TMB Optical Super Planetary II 6mm) para observar Messier 42 o la Gran Nebulosa de Orión. Ya que anteriormente he podido fotografiar satisfactoriamente este objeto Messier, me dediqué a discernir cuánto  de mi foto podía observar con facilidad; el Trapecio se apreciaba claramente, y la nebulosidad se atenuaba rápidamente del centro hacia el perímetro de la nebulosa; sin embargo, algunos leves trazos de nubes de gas oscura se podían percibir. A su lado, Messier 43 lucía tenue pero definitivamente visible, y un poco más allá, el cúmulo abierto NGC 1981 les hacía compañía a ambas nebulosas.

Celestron 102GT con ocular TMB SPL II 6mm.
Celestron 102GT con ocular TMB SPL II 6mm (167x).

Volviendo nuevamente a Tauro, y justo al lado de Lambda Tauri,  pude encontrar fácilmente el primer objeto del catálogo Messier: la Nebulosa del Cangrejo (mag. 8.4). Este remanente de supernova es bien fácil de observar con un telescopio modesto, aunque no muestra detalles en su superficie. Se encuentra a unos 6,300 años-luz de distancia, y corresponde a un explosión estelar observada en el año 1054.

Mapa estelar para encontrar a la Nebulosa del Cangrejo, bien cerca de Lambda Tauri.
Mapa estelar para encontrar a la Nebulosa del Cangrejo, bien cerca de Lambda Tauri.