Celestron 102GT (Refractor Acromático)

Celestron 102GT.
Celestron 102GT.

Apertura: 102mm

Largo focal: 100mm

Relación focal: 9.8

Enfocador: Rack and Pinion

El refractor acromático de 4″ de Celestron ha sido uno de los modelos más populares y longevos de esta compañía. Desde sus comienzos, su óptica ha sido muy apreciada por los astrónomos aficionados, por lo que este refractor ha continuado en producción a través de las décadas. Originalmente manufacturados por Vixen, ahora estos refractores son producidos en China, pero la calidad de la óptica afortunadamente es todavía muy buena. El refractor acromático de 4″ ha sido reencarnado en muchas iteraciones, siendo las más recientes las versiones 102GT y la Omni 102 XLT. La óptica en ambos modelos es la misma, pero en la versión Omni la celda del objetivo es colimable, mientras que en la versión 102GT (a la izquierda), no hay manera de colimarlo. Cabe decir que la necesidad de colimar este tipo de telescopio es casi nula, por lo que no hay necesidad de alarmarse por este diseño. Aparte de la celda, otra diferencia obvia es el color, ya que el 102GT es del color negro de la Advanced Series de la Celestron; en cambio el Omni tiene la pintura en combinación de blanco con azul metálico de la serie Omni XLT. De más está decir que el Omni se ve más atractivo. Por último, el dew shield en el 102GT es de un fuerte plástico negro, pero sólo se extiende unas 3 pulgadas delante del lente objetivo. Esto podría ser muy poco para algunas situaciones, pero es fácilmente remediable con algún aditamento sencillo. Por otro lado, el Omni tiene un dew shield metálico más extenso.

El refractor usa un enfocador “rack and pinion” típico de estos telescopios (es el mismo en prácticamente todos los refractores de las series Advanced y Omni). Es un poco crudo, pero compensa su falta de finura con lo robusto que es. No hay problema alguno para aguantar diagonales y oculares pesados, además de cámaras, con este enfocador. Eso sí, un lubricamiento más meticuloso ayuda mucho con la suavidad de su manejo. Por último, el enfocador incluye la base para adaptar un accesorio con pata tipo Vixen.

La óptica es mucho mejor de lo que uno cree para un telescopio de este precio. La aberración cromática, en la práctica, es despreciable; en muchos casos, especialmente en la observación de campo ancho, va a ser imperceptible. Esto es gracias a su generosa razón focal de f9.8. Tal vez se aprecie un poco la aberración cromática en los bordes de una luna llena, pero en el 95% de los casos, no será ningún problema.

Aunque he dedicado casi exclusivamente el uso de este telescopio para la observación, no he dejado de tomar fotografías a través de éste, algunas de las cuales puedes apreciar aquí:

Luna llena del 8 de octubre de 2014. Crédito: Gustavo Sánchez/Captando el Cosmos
Luna llena del 8 de octubre de 2014. Crédito: Gustavo Sánchez/Captando el Cosmos
Luna Creciente desde Isabela, PR. Crédito: Gustavo Sánchez/Captando el Cosmos.
Luna Creciente desde Isabela, PR. Crédito: Gustavo Sánchez/Captando el Cosmos.
Luna creciente, 3 de agosto de 2014. Crédito: Gustavo Sánchez/Captando el Cosmos.
Luna creciente, 3 de agosto de 2014. Crédito: Gustavo Sánchez/Captando el Cosmos.
La luna llena de hoy en perigeo. Este evento ocurre cuando la luna se encuentra en el punto más cercano de la Tierra a lo largo de su órbita. En consecuencia, se ve ligeramente más grande y brillante de lo usual. Comúnmente, a esto se le conoce como una "Super Luna".
La luna llena de hoy en perigeo. Este evento ocurre cuando la luna se encuentra en el punto más cercano de la Tierra a lo largo de su órbita. En consecuencia, se ve ligeramente más grande y brillante de lo usual. Comúnmente, a esto se le conoce como una “Super Luna”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.