Astrofotografía del cometa Johnson C/2015 V2

Hace dos noches pude capturar mi primera astrofotografía de un cometa del 2017, el Johnson C/2015 V2. Este cometa, descubierto en noviembre 2015, brillaba con una magnitud 6.97 en la constelación de Bootes el 27 de mayo de 2015 a las 3:30 (UTC -4). Después de ubicar el telescopio en la dirección general del cometa, éste se vio claramente a través del campo visual de la cámara de autoguiado (SSAG/50mm f3.2). Este se encontraba bastante cerca de la estrella Izar, por lo que no fue muy difícil encontrarlo .

Posición del cometa Johnson C/2015 V2 en el momento de la captura. (https://goo.gl/fRq1O7)

Debido a las nubes, la cantidad de exposiciones que se pudieron capturar fue limitada, por lo que sólo se tomaron 15 x 60″ L, 5 x 60″ R, 6 x 60″ G, 5 x 60″ B. El procesamiento de la imagen, debido a la necesidad de alinear el cometa y las estrellas aparte, estuvo a cargo de mi amigo astrofotógrafo Ezequiel Benítez en el programa PixInsight.

Cometa Johnson C/2015 V2. Crédito: Gustavo Sánchez/Ezequiel Benitez.

Luna Llena 5-mayo-2017

Fotografiando la luna llena.

Tomando una foto de la luna como en los viejos tiempos, sin preocupaciones de monturas con seguimiento, ni métodos complejos de fotografía. Sólo la luna llena (99.8% iluminada esta noche) captada a través de mi refractor AR152. El resultado fue a partir de una sola toma de 1/240 segundos a ISO 200 desde Isabela, PR.

Luna llena, 5 de mayo de 2017. Crédito: Gustavo Sánchez

Los Gránulos Solares

Aparte de las llamadas manchas solares, es posible ver con filtros de luz blanca en telescopios aficionados otros tipo de fenómeno: los gránulos solares. Estos son causados por fuerzas de convección actuando en la superficie del sol, las cuales crean zonas donde el plasma solar es un poco más “frío” (relativamente hablando, todavía está a millones de grados de temperatura) en las zonas oscuras y más “caliente” en las zonas brillantes. Usualmente más pequeños en comparación con las manchas solares, los gránulos solares son todavía extremadamente extensos, usualmente de miles de kilómetros de longitud. Además, son transientes, es decir, que después de unos minutos se disipan de la superficie, como un caldero con burbujas de agua hirviendo.

Comparación de tamaño entre los gránulos solares y Norteamérica. (Wikipedia).

En esta imagen que tomé hace unos minutos, se pueden apreciar claramente los gránulos solares, utilizando un telescopio de 6″ de apertura. Es bien importante que el aire este bastante estable en el momento de la toma (el “seeing”) y tener la filtración adecuada aparte del filtro solar de luz blanca (usualmente es necesario un filtro de banda estrecha tipo “continuum”).

Región Activa 2597. Crédito: Gustavo Sánchez
Región Activa 2597. Crédito: Gustavo Sánchez